Cuba Democracia y Vida



Manifestación sin precedente. Posición anticastrista frente a Villa Marista. Entrevista a Daniel Aspillaga por Manolo Pozo.

web/folder.asp?folderID=136


MANIFESTACION SIN PRECEDENTE...

POSICION ANTICASTRISTA FRENTE A VILLA MARISTA (entrevista a Daniel Aspillaga)
Por: Manolo Pozo
21 de agosto de 2013

web/folder.asp?folderID=136
Daniel Aspillaga

Conozco bien a Daniel Aspillaga a través de los beneficios de Facebook, en eso no tiene rivales ese sitio. En los úlltimos tres años he tenido la fortuna de conocer a muchos amigos y de algo me he convencido: puedes tener amigos sin darles la mano, sin verle a los ojos, sin tomarte una copa con ellos y sin invitarlos a cenar. Y Daniel es alguien que me ha demostrado sensibilidad , solidaridad y patriotismo; y eso es suficiente.

Esta vez invité al Sr. Aspillaga a que me hablara de lo que ocurrió hace mucho tiempo allá en La Habana, hace 22 años. Un suceso sin precedentes y que a mí se me hizo difícil creer cuando se filtró hasta mi celda en el Combinado del Este  lo que hicieron unos valientes en la ciudad...,concentrarse y protestar frente al cuartel de la policía política (g-2) en el barrio Sevillano, en La Habana: Villa Marista.

Tengo a Daniel Aspillaga cada día en los debates de Facebook, así nos hemos ido conociendo y charlamos en privado sobre proyectos y estrategias contra el régimen castrista; esta vez lo invité a repasar aquel acontecimiento que puede servirnos de mucho, sobre todo a los que creen que no hay mucho que se puede hacer dentro de Cuba y, que el régimen tiene control de todo. Esta acción dirigida por Daniel hace más de 20 años pudiera repetirse en cualquier momento en nuestro país, con resultados definitivos para la tiranía. 
 

web/folder.asp?folderID=136


ENTREVISTA.
Manolo Pozo (MP)>
Daniel, qué provocó la manifestación y la concentración frente a Villa Marista?
Daniel Aspillaga (DA)>
Por unos meses estuve planificando alguna acción de conmoción popular, que impulsara el estancamiento de la lucha contra Castro. sabíamos que la actividad de derechos humanos afectaba al régimen, pero dejaba de producir efectos manifiestos contra la dictadura. Se habían recogido firmas, se habían hecho peticiones dentro de la constitución, pero eso era inútil cuando ni los comunistas respetan ese panfleto.

Se mandaban cartas de denuncias a los organismos del gobierno, al mismo Consejo de Estado, pero las únicas respuestas eran órdenes de registros, detenciones arbitrarias, golpisas y amenazas contra los familiares e intentos de asesinatos. Las persecuciones de la inteligencia y seguridad del estado no paraban.

En base a lo que yo consideré una batalla desgastada y ya controlada por las instituciones represivas del gobierno, me preparé para una acción diferente. Dos o tres variantes se planificaron, todos con mucho riesgo y en donde estaban en juego la vida de los que que participantes.

Primero se nos ocurrió tomar una emisora de radio y hacer público un comunicado contra los desmanes de la triranía. Supimos que los sistemas de las emisoras de radio y tv estaban preparados para evitar que eso pudiera suceder, por el monitoreo que tienen en un departamento de Villa. Descartamos esa posibilidad. Tramamos además llevar a acabo cierta acción durante los Panamericanos que se realizarían en La Habana, desarrollamos el plan, pero en su fase preparatoria fue denunciado a los servicios de inteligencia por un agente infiltrado en el grupo y fui bloqueado y paralizado por la policía desde antes de empezar los juegos.

Ya tenía un alerta con esos fracasos. Había que cerrar el cuadro y buscar alternativas mucho más cuidadosas y a corto plazo. Entonces la idea de concentrarnos frente a Villa fue determinante.
 
MP> Daniel ¿qué día y a qué hora fue la manifestación. Desde dónde salieron  y en qué tiempo se organizó?

DA> Se convocó esta vez a través de la radio de Miami. Hubo varias llamadas a organizaciones del exilio, pero quienes mejor y más rápido nos atendieron fueron los hermanos la Fundación Nacional Cubana Americana, con la emisora de esa organización me comunicaba a cada rato para denunciar las violaciones de los derechos humanos de los castristas. Y precisamente por esa vía hicimos pública la manifestación que la señalamos para el día 6 de septiembre de 1991, y mira Pozo, se cumplirán pronto 22 años de aquella acción.

Todo se organizó en menos de una semana, redactamos unos comunicados llamándoles dictadores a los Castro y antros de maldad y de horror a la misma Villa Marista, sede de la policía política de la tiranía. Se le pedía al ejército que no interviniera a favor del régimen y que si lo hacía fuera para defender al pueblo. La convocatoria pedía libertad para el pueblo cubano, para todos los prisioneros políticos y culpábamos al gobierno de cualquier atropello y crimen que se produjera.

La acción la convocó el Movimiento de Derechos Humanos Solidaridad y Paz, y una recién formada Coalición Democrática Cubana, compuesta por un grupo de organizaciones dentro de Cuba,  la cual yo presidía hasta que fui encarcelado.
 
MP> ¿ Qué conección hubo entre las organizaciones del exilio y los manifestantes?

DA> La conección se efectuó a través de la Fundación de Mas Canosa. En realidad considero que Jorge fue un vocero importante de lo que armábamos y de los resultados.
 
MP> Alguien que quieras hoy mencionar por aquel importante apoyo.

DA> Yo personalmente recibí el apoyo de la FNCA , en especial de Ninoska Pérez, la vocera de la Fundación en aquel entonces, también de Luís Zúñiga, director de aquella organización...Porque ya sabes todo lo que ha cambiado. Quiero mencionar también el apoyo de mi hermano Florentino Aspillaga, que ya se encontraba en el exilio y que a través de Radio Martí difundió lo que estaba sucediendo, pidiendo a los militares que no usaran las armas contra el pueblo.
 
MP> Daniel, crees tú que los cambios en Europa Socialista influyeron en la acción de ustedes?

DA> Sí influyó a la hora de tomar la decisión , de llevarla a cabo y en los resultados. El gobierno había visto desmoronarse el mundo comunista y en algunos países hubo ejecuciones de malvados; creo que tuvieron cuidado en aquellos meses a la hora de reprimir. De haberse dado asesinatos o reprimendas sanguinarias el pueblo pudo haber reaccionado violentamente y desencadenar un levantamiento, los comunistas son malvados, pero en ocasiones han tratado con sumo cuidado ciertas situaciones. Incluso de no tener ese temor hubieran aplicado condenas mucho más severas, atendiendo que una protesta como esa nunca se había dado en el país.
 
MP> No hay récord de acciones como la que hicieron en ese año frente al cuartel general de la repesión castrista. Te pregunto Daniel...¿Llegaron a estar frente a las instalaciones de Villa Marista? ¿Cuántas personas llegaron hasta allí? Y...¿ Qué tiempo pudieron estar en ese protesta?

DA> Rigoberto Martínez (quien años después fue asesinado a golpes en su casa por esbirros de la tiranía) y yo salimos por la mañana de su casa. Llegamos frente a Villa temprano y allí se nos unieron mi hermano Tomás Vacilio, Alexis y otro que venía con ellos, que no recuerdo su nombre.

Estando allí llegó el Coronel Waldo y el oficial Joan, éste trato de tomarme por el brazo mientras Waldo me decía que quería hablar conmigo; logré desprenderme de la mano de Joan y comencé a gritar "¡ABAJO LA TIRANIA!"... "¡LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS!"... "¡VIVAN LOS DERECHOS HUMANOS!"... Ahí me inmovilizaron y me llevaron para la puerta de la entrada a Villa Marista.

Ya era tarde para ellos. Otras personas comenzaron a gritar lo mismo, en coro, en grupos, parejo a esto los paramilitares de uniformes y de civil comenzaron a golpear a los manifestantes, con palos, con golpes técnicos de artes marciales...Comenzaron las detenciones.

A mi hermano lo arrastraron para la cera del frente, lo pude ver, uno de los oficiales lo golpeó en el estómago. Del cuartel de la seguridad comenzaron a salir refuerzos, más de 50 oficiales se unieron y se abalanzaron contra los opositores, al frente de ellos iba un coronel que yo conocía por muchos años. En ese momento desde una guagua que se estacionó frente a la puerta de Villa Marista empezaron a bajarse muchas personas con carteles anti-gubernamentales, aquello me dejó peplejo, no lo esperaba, pero un fuerte grupo de uniformados se abalanzaron sobre ellos y los montaron en la misma guagua arrestados y muy maltratados. A mí me entraron en Villa, me sacaron por detrás, me montaron en un Lada y me llevaron para una estación de policía en Santo Suárez.
 
MP> ¿De dónde provenían los manifestantes Daniel?

DA> Muchos eran de la disidencia interna. Una gran cantidad fueron detenidos en las inmediaciones de Villa Marista, tendieron un cerco extenso. La mayoría que llegó era gente de pueblo, de barrios cercanos. Mucha gente de Los Pinos y Mira Flores...Yo nací ahí, imagínate. Mi familia es muy conocida por esos barrios. Según nos informamos mis hermanos Basilio, Rigoberto y yo, la recogida y la acción duró como hasta las 5 de la tarde. Hasta esa hora estuvieron deteniendo a personas en el área,

Un oficial de Villa que había llegado de la Unión Soviética nos informaba en secreto de lo que pasaba, ese oficial vio lo que pasó en la URSS, sabía que en Cuba podía pasar lo mismo. La línea dura comunista de allá quiso dar un golpe de estado contra la Perestroika, pero no pudieron...,los comunistas fracasaron. Lamentablemente en Cuba no pasó lo mismo, pero estuvimos cerca.
 
MP> Daniel, sé de tu familia, de tu hermano. Quisieras hablar un poco del cambio que se originó en la militancia e ideología de tu familia?

DA> Manolo el cambio se había dado antes de este hecho. En 1980 fui detenido por intentar salir del país ilegalmente. Ahí se produce el cambio por lo menos en mi padre y en mi hermano; cada cual por un motivo independiente.

Mi padre ya había visto como destruyeron a muchos de sus amigos por cosas tan simples como tener otra mujer estando casado, el partido no lo permitía, pero la ley y la disciplina no era pareja...Otros hacían eso y mucho más. Mi padre era escolta de Fidel, así que te puedes imaginar lo que supo del dictador y sus hombres más cercanos; estaba molesto con la dirección del gobierno, pero no la expresaba y así hay muchos Manolo, te lo aseguro y ahora más que nunca.

Y mi hermano trabajaba en la inteligencia, eran él y el grupo que después fusilaron o condenaron, como Tony y Patricio de la Guardia...¿te acuerdas? Los hermanos metidos en aquel asunto de drogas y contrabando, en el famoso caso Ochoa-de laGuardia, todos eran oficiales recentidos con el sistema.

Por lo que sé desde principio de los ochenta ya venían produciéndose fricciones entre la gente de Raul, jefe de la FAR y los altos oficiales del MININT, donde la voz de Ramiro Valdes ya no se escuchaba...En mi casa se reunían oficiales de LA INTELIGENCIA y el MININT y yo podia escuchar a mi hermano y al Viejo hablando de las discrepancias...Estas contradicciones llegaron muy lejos, tan lejos que el comentario de conspiración de aquellos años terminó con el juicio de Ochoa y los fusilamientos conocidos.

Lo que pocos saben es que aquellas detenciones en relidad fueron por un intento de golpe de estado preparados por los generales Ochoa y de la Guardia, conspiración denunciada por un soplón que estaba casado con una hija de Ochoa, e hijo de un ministro.
 
MP> Ya ha pasado tiempo Daniel...¿Qué métodos de luchas propones para eliminar a la tiranía?..¿Cómo ves a la oposición dentro de la Isla?.. Les sugieres algo -desde aquí- para acelerar el derrocamiento del régimen?

DA> Manolo, que cada quien escoja su método de lucha. La más minima protesta o reclamo es válido en esta lucha...Aunque me gusta aquella frase que me tomo la libertad de cambiar un poco..."Todos los caminos son aceptables, pero no todos llegarán a derrotar a la tiranía castrista."

La lucha armada no es factible en estos momentos en Cuba, pienso que las estructuras del gobierno, la rigidez del régimen y la poca o ninguna ayuda Americana no facilitaría una lucha armada en Cuba.

Tal vez los sabotajes a la industria, la desobediencia civil, el clandestinaje dentro de la oposición y las deserciones de objetivos militares pudiera acabar muy pronto con la poca vida que le queda a la tiranía que oprime a nuestro pueblo.

En el ejército sigue el recentimiento...Eso pasa en ambos cuerpos, la FAR y la contrainteligencia. Estos militares o muchos de ellos estoy seguro que tomarían lugar al lado del pueblo rebelde; pero debe encenderse el fósforo del pueblo; una llamita en La Habana, Santa Clara, Oriente será todo lo que necesitan los cubanos para que arda el comunismo y desaparezca.
 
MP> Ha sido una buena idea Daniel que nos hayamos puesto de acuerdo para hablar de aquella tremenda vivencia de la protesta frente a Villa Marista. Muchos o muchísimos no recuerdan ni supieron tan siquiera de aquella acción, yo estaba en el Combinado y con poco acceso a la información que llegaba de la calle, pero sí supimos algo. Y después supe de ti y de tu hermano Florentino y fui atando cabos y ya vez, ahora te entrevisto y me pongo al día con tus experiencias e ideas...Quieres decir algo más?

DA> Sí quiero completer la idea en cuanto a los grupos abiertos de oposición. Estos tienen que cambiar para poder lograr algo serio y definitivo. Tomar las calles de forma pacífica, pero defendiéndose de la violencia de  estado y de los grupos antimotines de la seguridad.

Deben cuidarse mucho más de las infiltraciones y como único logran eso es cerrando fila y actuando en clandestinaje. Dejar un poco las llamadas por teléfono y las computadoras...A veces creo que piensan que están pasando el tiempo o esperando que los vaya a buscar la policía. Ni los celulares ni las computadoras derrotan a sistemas como aquel, lo que hacen es delatarlos y descubrir todas las maniobras.

Tomar las calles, desobediencia civil, sabotajes a la industria y actuar como opositores no como disidentes...

Es todo Manolo y gracias por esta conversación...Ojalá que llegue a muchos y tenga efectos.
 
MP> Gracias a ti Daniel, disfruté tu historia.

_______________




Powered by SimpleCMS

©2005-2021 Cuba Democracia y Vida.
E-mail: info@cubademocraciayvida.org